El secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa; Guillermo Pereyra, denunció este miércoles desde Rincón de los Sauces que YPF avanza con el despido de unos mil trabajadores petroleros.

“Cuando se firmó la adenda al convenio colectivo de trabajo, a principios del 2017, hubo 1700 compañeros con retiros voluntarios y el presidente de YPF me dijo que con eso equilibraban su cuentas. Pero ahora YPF pretende despedir a otros mil trabajadores y nosotros no vamos a permitir eso”, aseguró Pereyra desde la ciudad del norte neuquino.

“Estamos preocupados y en estado de alerta. Están saliendo cartas documento enviadas desde el Presidente de la Nación para abajo, y cuando intenten despedir compañeros esto se paraliza. Se pudre todo”, afirmó.

El titular del sindicato petrolero explicó que las grandes empresas de servicios petroleros “se quedan con todos los contratos y estrangulan a las pequeñas y medianas empresas neuquinas”.
“Las pymes tienen que trabajar y ese es un tema que nos preocupa porque están quedando compañeros en la calle”, aseveró Pereyra.

“Basta de manosear a los compañeros trabajadores. Estamos pidiendo que se reincorpore a los compañeros que todavía están dando vueltas porque sabemos que hay mucha actividad petrolera”, afirmó el sindicalista, que agregó: “Le pedimos a las autoridades que los compañeros de Rincón de los Sauces, Cutral Co y Plaza Huincul sean trasladados para trabajar en Vaca Muerta y esto es también un mensaje para los intendentes, que tienen que moverse y no pueden permanecer indiferentes ante una situación tan grave”.

Por último, Pereyra destacó que se mantiene en contacto con el gremio de los petroleros jerárquicos que “están en la misma situación” y explicó que juntos van a “continuar en alerta y poniendo a disposición todas las herramientas que tenemos para evitar los despidos”.